¿Cómo utilizar desinfectantes para piscinas? Métodos que debes conocer

Cuando pensamos en desinfectantes para piscinas cuando queremos limpiarla, la primera solución  desinfectante de piscinas que nos viene a la cabeza es el cloro.

Puedes adquirirlo en cualquier tienda o grandes almacenes que tengan una sección de mantenimiento del hogar. También tienes la posibilidad de comprar cloro para piscinas online, como las opciones que te ofrece Bricolemar, de esta forma harás la compra desde la comodidad de tu casa.

Aunque la utilización del cloro como desinfectante para piscinas es la opción más común, existen numerosos métodos y productos en el mercado con los que llevar a cabo una limpieza óptima de tu piscina.

Si tienes una piscina fija o una desmontable, y no quieres que cuando llegue el verano no esté lista para su disfrute, lee este artículo lleno de  consejos, pasos y métodos que te ayudaran a desinfectar tu piscina de forma fácil y segura.

La importancia de utilizar desinfectantes para piscinas

Cuando llega la época de verano, la piscina se convierte en un sitio de reunión donde poder pasar de forma amena y divertida las altas temperaturas propias de esta estación. Ya sea por su uso continuado o porque hace tiempo que no se utiliza, las piscinas se van contaminando y deben estar debidamente limpias y desinfectadas.

Los desinfectantes para piscinas garantizan la salud de todas las personas que la utilizan, por ello debemos elegir un mantenimiento adecuado y efectivo.

Un cuidado continuado de nuestra piscina, puede evitar que tengamos que desembolsar una gran cantidad de dinero en hacer reparaciones que se podían haber evitado si hubiéramos tenido un control más exhaustivo.

Llega una de las estaciones favoritas del año y no queremos tener ningún contratiempo relacionado con el uso de la piscina. Descubre la importancia de utilizar desinfectantes para piscinas y olvídate de preocupaciones.

desinfectar nuestra piscina

Desinfectar nuestra piscina paso a paso

Vacía el agua estancada

Muchas piscinas durante el invierno permanecen llenas aunque no se utilicen. Si es el caso de la tuya, comienza vaciándola, dependiendo de los metros y la profundidad de la piscina, será un proceso más o menos largo, así que ten paciencia.

La limpieza de las paredes

Existen productos y materiales específicos para desinfectar las paredes de las piscinas. Escoge cepillos fuertes que sean efectivos a la hora de arrastrar la suciedad.

¡OJO! Evitar utilizar jabón a la hora de desinfectar la piscina porque siempre saca espuma. Selecciona sustancias como por ejemplo el cloro, ácido y no jabonoso.

Revisar el estado de la piscina

Una vez que esté vacía y completamente limpia, revisa si existen grietas o baldosas caídas. Si encontramos algún desperfecto es mejor que la piscina se encuentre vacía para iniciar la reparación. Para reparar los desperfectos escoge productos que sean efectivos bajo el agua. Evita accidentes en el futuro.

Preparar para llenar  y limpiar el filtro

Es importante utilizar algún producto que evite que el musgo verde, propio de instalaciones húmedas, se pegue en las paredes.

Para limpiar el filtro, llena la piscina hasta la mitad de la boca de succión. Una vez lleno, conectamos el filtro en posición de lavado durante unos minutos y así poder eliminar residuos estancados.

Completa el llenado de la piscina

Finalmente empieza a llenar la piscina y a disfrutar de un chapuzón refrescante. Recuerda que no basta con hacer solo esto. Este proceso solo se realiza cuando la piscina lleva mucho tiempo sin usarse o cuando el agua lleva mucho tiempo sin cambiarse.

Una vez llena, debes elegir los productos desinfectantes de piscina que mejor se adapten a las necesidades de la piscina para mantenerla limpia y clara. De esta forma, evitamos un consumo irresponsable del agua. Nuestro objetivo no debe ser otro que mantener en el tiempo la calidad de ésta.

 

Desinfectantes para piscinas: las mejores opciones

Cloro químico

El clásico y el más utilizado tanto en comunidades de vecinos y piscinas públicas o privadas. Es uno de los agentes químicos más activos y que mejor funcionan como desinfectante para piscinas.

El cloro para piscinas básicamente convierte residuos como la piel, el pelo o las algas en compuesto simples que se evaporan. Es el método más fácil y barato.

Electrolisis

Este método desinfectante para piscina produce cloro en forma de hipoclorito de sodio. El agua salada se somete a un proceso de electrolisis, de ahí su nombre, que transforma el hipoclorito de sodio con capacidad desinfectante. Se puede llegar a generar cloro puro, evitando irritación en los ojos o en la piel.

Oxigeno activo estabilizado

Libera oxigeno activo con un gran poder oxidante y desinfectante. En cuanto a desinfectantes para piscinas es superior al cloro. Reduce niveles de cloramina y no altera el pH de la piel. Su precio es superior, pero tiene grandes beneficios.

El bromo

Como desinfectante para piscinas es ideal porque no provoca malos olores y tampoco es perjudicial para la piel o los ojos. El poder de desinfección es similar al cloro, pero su precio es un poco más elevado.

El ozono

Es el menos utilizado porque requiere de una instalación compleja y su precio es el más alto de todas las opciones disponibles en desinfectantes para piscinas.

Algunos de los aspectos positivos de esta opción, es que evita el olor característico de las piscinas, que en algunos casos puede resultar molesto y  además, no deja los ojos rojos después de la exposición bajo el agua.

desinfectar tu piscina

Problemas y soluciones para mantener tu piscina perfecta

El agua está verde

Se debe a que nuestra piscina tiene algas. La solución sería regular el pH entre 7 y 8 con incrementador o reductor de pH. También puedes poner la válvula de filtro en “vaciado” y succionar las algas con el limpiafondos mandado el agua al desagüe.

El agua está blanquecina o turbia

Es por una mala filtración. En este caso comprobaremos el funcionamiento del filtro. Además, el pH será superior a 8, así que sería bueno utilizar un producto reductor de pH.  Puedes añadir algún producto antical si vemos mucho nivel de dureza.

Irritación excesiva de los ojos

Se debe al bajo nivel de cloro libre, así que intenta mantenerlo entre 7 y 8 y filtra el agua durante 1 día.

El agua tiene espuma

Debes evacuar parte del agua por el desagüe y rellena con agua nueva todo lo que sea necesario. El equipo de filtración debe estar en modo recirculación. Regula el pH en los niveles óptimos y utiliza algún alguicida sin espuma.

 

Si sigues estos consejos al pie de la letra, tendrás tu piscina a punto para disfrutar de todo el verano pero, si eres muy exigente, descubre todos los productos para que tu piscina sea la mejor en nuestra página web. ¡Contacta con nosotros!

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
LLAMAR AHORA