Detección de fugas en piscinas

En todas las instalaciones acuáticas, durante la época estival existe una cierta disminución del nivel por pérdida de agua en piscinas, que dentro de lo común vienen producidas por la evaporación en las horas de mayor insolación y las altas temperaturas, además del agua desbordada por las continuas inmersiones a la hora del baño, no constituyendo en sí mismo ningún indicio de que exista fuga y filtraciones por averías en la instalación.

El problema viene cuando se aprecian pérdidas importantes de agua en breves espacios de tiempo, en cuyo caso hay que sospechar que realmente algo no va bien, siendo necesario recurrir a la búsqueda, y detección de fugas en piscinas, para evitar males mayores.

Dentro de la detección de fugas en piscinas, existe una doble clasificación en función de que se produzcan en algún punto del sistema de filtrado y circuito hidráulico : tuberías de aspiración o impulsión, o bien que se trate de alguna anomalía relacionada con algunos de los elementos externos como focos, skimmer, sumideros, bocas de impulsión, y en el peor de los casos exista un deterioro y pérdida de estanqueidad del vaso.

¿Cómo podemos detectar una fuga en nuestra piscina?

Una de las formas más sencillas de detectar si realmente existe algún tipo de fuga en la piscina, es marcar el nivel habitual por medio de cinta adhesiva, y revisar después de las 24 horas. En el caso de que el nivel haya descendido más de un centímetro, podremos confirmar que nos encontramos ante una probable pérdida de agua en piscinas por avería.

También se deben realizar comprobaciones visuales para ayudar a la detección, tales como la localización de zonas con humedad, o agua en el habitáculo del sistema de depuración, en cuyo caso, se procede a comprobar todas las juntas, tapas, y conexiones entre elementos, para solucionar la fuga.

Si el problema persiste, hay que poner en marcha el sistema de filtrado, para confirmar o descartar un problema de fugas en las tuberías y circuito de impulsión.

Cuando se detecta que en parado pierde más agua, puede que el problema se encuentre en las salidas de skimmer o sumidero.

¿Cuál es la mejor solución?

Cuando las pérdidas de agua son importantes, lo recomendable es acudir a un servicio técnico especializado en detección de fugas en piscinas que tras la localización realicen directamente los trabajos de reparación para evitar males mayores e importantes gastos económicos.

Las empresas especializadas en construcción, reparación y mantenimiento de piscinas, realizarán todas las comprobaciones necesarias con sistemas técnicos profesionales, agilizando todos los pasos, y una vez que se han realizado las pruebas de estanqueidad de todos los elementos de la instalación, si se comprueba que la piscina pierde agua por falta de estanqueidad del vaso presentarán al cliente alguna de las formas para solucionarlo.

Dependiendo de la gravedad de las fugas, puede resultar necesario bien con impermeabilización sobre vaso de piscina, recubriéndolo con fibra de vidrio, o bien construir un nuevo vaso dentro del existente.

En cualquier caso una lechada ayuda a fortalecer la impermeabilización sobre vaso tapando pequeños poros, a la vez que se reafirma el revestimiento para evitar la caída de piezas, y por último el tipo de material empleado favorece el agarre sobre las juntas prolongando su resistencia y estanqueidad.

En Neopiscinas aconsejamos a todos nuestros clientes una revisión de mantenimiento de todos los elementos y una buena puesta a punto aprovechando el vaciado de la piscina cada cierto tiempo, con sustitución o reparación de elementos deteriorados, lechada, liner o cualquier otra cuestión que evite obras de mayor envergadura.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
LLAMAR AHORA