3 Aspectos fundamentales en el cuidado de piscinas

El cuidado de piscinas no sólo requiere constancia y cierto esfuerzo, sino que además depende fundamentalmente de conocer determinados aspectos sobre el tratamiento del agua, para evitar que ésta se estropee sin remedio.

No son pocas las ocasiones, sobre todo cuando se es novato en el mantenimiento de piscinas, que tras llenar con mucha ilusión una piscina nueva, parece que el agua se vuelve rebelde, y pese a depurar diariamente, usar todos los elementos para limpieza de piscinas, y añadir todos los productos químicos piscina que te van recomendando, no se consigue que el agua vuelva a ser cristalina.

En éste artículo te explicamos varios aspectos fundamentales para mantener una piscina perfecta.

Cuidado inicial del agua

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para realizar los cuidados piscina, debes empezar por incluir una serie de tareas de mantenimiento entre tus hábitos diarios, para evitarte frustración, problemas, y gastos de tiempo y dinero en éste aspecto.

Entre las tareas diarias en el cuidado de piscinas, están:

  • Realizar la medición y control del nivel de PH piscina, en éste nivel reside una de las claves fundamentales para poder realizar cualquier tratamiento del agua piscina, por tanto es imprescindible realizarlo desde el primer día, aunque acabes de llenar la piscina. El nivel de PH del agua tanto para ser correcto y apto para el baño, como para aplicar productos químicos de desinfección, debe estar siempre entre 7,2 y un máximo de 7,6.
  • En caso de que los valores de PH sean inferiores o superiores hay que utilizar los productos adecuados para ajustar el nivel óptimo, añadiendo un producto incrementador de PH o reductor de PH.
  • También es fundamental añadir productos desinfectantes desde el primer día, para mantener el agua de la piscina y que no empiece a corromperse, utilizando cloro, sal, u oxígeno líquido.
  • A partir del día siguiente, deberás realizar también la medición de niveles de desinfectantes, para añadir en caso de que se encuentre por debajo de los índices adecuados para el mantenimiento de la limpieza del agua piscina.
  • La constante limpieza de la superficie del agua, puede parecer poco importante, pero con ella evitarás que la suciedad se vaya depositando en cada cestillo eskimmer saturándolo, y sobre todo el fondo de la piscina, de donde luego cuesta mucho más trabajo eliminarlos. Entre las tareas semanales del cuidado de piscinas están:
  • Revisión de cestos de los eskimmer, y limpieza del prefiltro o cestillo de la bomba, para que no se atasquen y el sistema de depuración de la piscina realice las funciones de forma eficaz.
  • Limpieza de paredes del vaso con un cepillo manual con mango telescópico, para evitar problemas con las algas y la adherencia de estas a las superficies de la piscina.
  • Limpieza del suelo de la piscina. Para realizar ésta tarea deberás verter una cantidad de floculante preferentemente por la noche, dejando que actúe toda la noche espesando y mandando las partículas más pequeñas del agua al suelo de la piscina, de dónde podrás recogerlas al día siguiente, conectando el limpiafondos a la boca situada en la parte superior del vaso, y conectando la depuradora programada para esa función. Mientras realizas la tarea limpiafondos, debes controlar el manómetro que indica la presión en el circuito es correcta, o comienza a subir. En el caso de que suba por encima del nivel verde, deberás realizar un lavado y enjuague del filtro de un minuto, activando la maneta a la posición indicada en cada caso.
  • Para prolongar la vida del equipo de depuración conviene revisar semanalmente el cestillo del prefiltro, manteniéndolo siempre limpio, y parar el funcionamiento de la bomba cada vez que se va a realizar un cambio de función con la maneta selectora, dentro del cuidado de piscinas más básico.
  • También conviene revisar las pastillas de cloro de los skimmers para reponer en caso de que sea necesario.
  • Cuando la temperatura supera los 30º es mucho más fácil que comience a producirse la formación de algas, aunque mantengas la depuradora encendida varias horas diarias, por lo que puede ser necesario añadir productos alguicidas. Para conseguir un agua cristalina.
  • Como hemos indicado anteriormente, el nivel de PH piscina, es fundamental para poder mantener el agua, para poder controlar el nivel de PH existen dispositivos más o menos sencillos tales como kit, o medidores electrónicos.

cuidados esenciales de las piscinas

Desinfección del agua

En muchas ocasiones nos puede parecer que el agua de la piscina está limpia, y sin embargo no reúne unas condiciones ideales para el baño.

Además el agua puede estar deteriorándose sin que en principio de señales visuales, con lo que cuanto más se ignore, peores serán las condiciones para clarificar agua piscina y devolverla a su estado más óptimo, dentro del cuidado de piscinas.

La desinfección del agua es uno de los puntos centrales del mantenimiento de piscinas, ya que es un aspecto no siempre visible. El agua puede presentarse aparentemente limpia, pero no estar en condiciones sanitarias óptimas para bañarse. Por esa razón, este es uno de los aspectos a los que deberemos prestar mayor atención, pues no siempre la suciedad del agua nos servirá como aviso.

La desinfección del agua en piscinas es fundamental ya que ésta recoge una gran cantidad de microorganismos patógenos producidos por la suciedad exterior a la que se suma el sudor, restos capilares y otros de origen orgánico.

Problemas específicos del agua de la piscina

 

 

 

 

 

 

 

 

En éste apartado te dejamos algunos consejos para resolver problemas específicos cuando el agua de la piscina no está cristalina:

  • Algas en la piscina. Las algas son uno de los problemas más frecuentes y fáciles de detectar en las piscinas. Si el agua de tu piscina empieza a tener un color turbio y verdoso, tienes un problema de algas, que puedes evitar primero verificando el nivel de PH ideal para piscinas, y devolviéndolo a su índice óptimo con el producto adecuado. Posteriormente deberás cepillar bien todas las paredes para eliminar las algas adheridas a éstas, escalera, etc…, dentro de los trabajos para el tratamiento agua verde piscina. Limpiar el filtro de la depuradora, porque en él se quedan retenidas todas las partículas de suciedad, y si está saturado volverá a reenviar la porquería a la piscina, actuando como fuente de infección. Por ello es un punto clave en el cuidado de piscinas. A continuación deberás revisar el nivel de desinfectante, porque un nivel de cloro bajo piscina puede generar este problema en el agua, y para corregirlo deberás añadir la cantidad que sea necesaria. Y por último deberás de poner en funcionamiento la depuradora, manteniendo el sistema durante todo un día. Terminar con otra limpieza del filtro de la piscina.
  • Agua turbia en la piscina. En éste caso el fondo se ve poco nítido, como consecuencia de varias causas, puede suceder que esté el nivel de PH piscina muy alto, también puede suceder que no esté funcionando correctamente el filtro, o que haya un bajo nivel de cloro. Como siempre lo primero es controlar el nivel de PH con el test mantenimiento de piscinas, y añadir el producto necesario para restituir el valor correcto. Revisar y corregir el nivel de cloro en piscinas, o desinfectante que utilices. En caso de que el filtro esté sucio, habrá que realizar una limpieza y enjuague. Habitualmente también se consigue dejar el agua cristalina, dentro del sistema de limpieza de piscinas, utilizando floculante, y recogiendo posteriormente los restos de suciedad acumulados en el fondo de la piscina con un limpiafondos y la maneta en posición de desagüe, para eliminar la suciedad directamente a la alcantarilla. Posteriormente habrá que volver a llenar hasta el nivel de skimmers, para un correcto funcionamiento de la depuradora, y revisar niveles de PH y desinfectantes para corregir.
  • Agua espumosa en la piscina. Cuando has utilizado alguicidas y pones la depuradora en marcha, comienza a salir agua espumosa por las boquillas de impulsión. Esto es debido a un exceso de producto químico que debes solucionar vaciando una adecuada proporción de agua, y llenando nuevamente, así que procura fijarte bien en las dosis recomendadas para el volumen de agua de tu piscina.
  • El agua irrita la piel y los ojos. Se debe a un exceso de cloro aunque no desprenda olor. Para corregir éste problema hay que utilizar un neutralizador de cloro.

Y ahora que ya conoces una serie de aspectos fundamentales para el cuidado de piscinas, aplica nuestros consejos para evitarte muchos quebraderos de cabeza y días sin baño.

Recuerda que si buscas empresas de limpieza piscinas en Neopiscinas disponemos de un equipo experto en tratamientos y acondicionamiento de instalaciones acuáticas.

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
LLAMAR AHORA