Cómo elegir piscinas desmontables al mejor precio

Tener una piscina en casa es el sueño de cualquier persona. Cuando llega el calor siempre nos apetece darnos un baño y la mejor forma es teniendo en casa una piscina desmontable. Si disponemos de un patio o jardín podemos darnos este capricho, pero tendremos que pensar qué tipo de piscina queremos en función del espacio. Existen numerosas piscinas desmontables, pero en este artículo te contamos cómo encontrar la piscina desmontable ideal para tu casa a buen precio.

¿Qué tener en cuenta para elegir piscinas desmontables?

  • El espacio disponible. Este aspecto es fundamental para decidir qué tipo de piscina desmontable vamos a instalar en casa. Si disponemos de un enorme jardín no tendremos problemas y podremos comprar una piscina tan grande como queramos. Sin embargo, en muchas ocasiones tenemos un patio de tamaño reducido, lo que disminuye nuestras opciones. En cualquier caso, siempre habrá una piscina perfecta para nosotros esperándonos, sólo tenemos que descubrir cuál es.

Piscinas desmontables

  • El presupuesto. Este punto es muy importante cuando vamos a hacer cualquier compra. Debemos tener en cuenta que una piscina es una inversión. Si adquirimos una de calidad y la cuidamos puede durarnos muchísimos años. Además, las ventajas de elegir piscinas desmontables para nuestra vivienda son incalculables: podemos refrescarnos siempre que queramos, podemos hacer fiestas más amenas, nuestros amigos siempre preferirán reunirse en una casa con piscina…suena divertido, ¿verdad?

La cuestión es que existen piscinas desmontables para todos los bolsillos, pero en función del precio varían las características y a la hora de elegir la nuestra, tendremos que pensar en qué beneficios buscamos.

Ventajas de tener una piscina desmontable en casa

Ya hemos explicado algunas de las bondades de tener una piscina en casa, pero ¿qué beneficios tenemos si la nuestra es desmontable? En realidad son numerosas, así que vamos a ver algunas:

  • En primer lugar, tenemos que apreciar la gran ventaja que supone tener una piscina sin realizar una obra. Las piscinas desmontables se colocan directamente sobre el suelo, de forma que evitamos agujerearlo, olvidándonos así de todos los problemas que una obra podría acarrear, como dañar la estructura de nuestra casa por el movimiento de la tierra o los costes y las molestias de una obra.
  • Los precios de las piscinas desmontables son mucho más económicos que los de una de obra. Por lo tanto se convierte en un lujo casi al alcance de cualquier persona que disponga de espacio en casa. Incluso se pueden instalar en las terrazas de los áticos.
  • Se trata de piscinas portátiles, de forma que las podemos mover de sitio siempre que queramos. Esta es una gran facilidad puesto que la posición de sol no sólo cambia a lo largo del día, sino también durante el año. De esta forma, los rayos no incidirán en el mismo sitio durante el mes de junio que al finalizar el verano. Si tenemos una piscina desmontable portátil podemos reubicarla cuando queramos.
  • Estas piscinas montables y desmontables nos permiten quitar el agua, secarlas y volverlas a guardar en casa siempre que queramos. Si finaliza el verano y vivimos en una zona con inviernos fríos, no necesitaremos la alberca el resto del año. Por eso podemos desmontarla y guardar cada pieza en un pequeño hueco de casa. Además, despejaremos el espacio que ocupaba la piscina.
  • Existen piscinas desmontables de numerosos tamaños. Las hay muy pequeñas y otras en las que caben muchísimas personas. Ante tantas opciones podremos escoger la mejor se adapte al espacio del que disponemos.
  • Los diferentes materiales nos proporcionan características muy distintas. Encontramos piscinas de plástico, piscinas desmontables de madera o piscinas de acero. Algunas son más altas y profundas, otras son piscinas para niños; unas disponen de escaleras y otras de depuradora. La cuestión es encontrar la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Tipos de piscinas desmontables al mejor precio

El material, la profundidad, el diámetro y la forma de instalarlas marcan la diferencia entre unas y otras piscinas desmontables. A continuación te presentamos las más habituales y dónde comprarlas.

Piscinas de plástico

Son las más clásicas ya que se han utilizado toda la vida. También es importante resaltar que este material es menos resistente que otros como el acero o el hormigón. Las piscinas desmontables de plástico que encontramos habitualmente son:

  • Piscinas hinchables. Se trata de las típicas, esas en las que todos nos hemos bañado alguna vez, sobre todo de pequeños. La mayoría son redondas, aunque también las hay con otras formas. Vienen dobladas en una caja y para montarlas sólo debemos estirarlas y soplar por la boquilla para inflarlas. Si son muy grandes lo mejor es que nos hagamos con una bomba manual o eléctrica que nos ayude a llenarlas de aire. Después las colocamos sobre una superficie limpia y plana y la llenamos de agua para poder disfrutarla.

PISCINA INFLABLE RECTANGULAR

Piscina hinchable

Precio: 29,79 €

Valoración en Amazon: 4 Estrellas

Click aquí para comprar en Amazon

  • Piscinas tubulares. Constan de una estructura metálica que soporta la parte plástica que contiene el agua. Las hay de diferentes formas, lo que nos permite elegir la que mejor se adapte al espacio del que disponemos. Encontramos piscinas rectangulares, cuadradas o con otras formas originales.

PISCINA DESMONTABLE TUBULAR

Piscina tubular

Precio: 74,95 €

Valoración en Amazon: 4 Estrellas

Click aquí para comprar en Amazon

Tanto las piscinas inflables como las tubulares pueden sufrir pinchazos que será necesario reparar para evitar fugas. Muchas de estas albercas, sobre todo las tubulares, vienen con un kit de reparación y con las instrucciones que nos indican cómo actuar en caso de que se desgaste alguna zona del plástico.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo montar y guardar una piscina tubular de gran tamaño paso a paso.

  • Piscinas de PVC o de resina. La gran ventaja de estas piscinas es que se pueden dejar montadas todo el año porque son muy resistentes y no se oxidan. En caso de que salieran grietas, podemos vaciarlas y pintarlas con pinturas especiales, de forma que no tendremos fugas y la piscina quedará prácticamente como nueva sin que apenas se noten las imperfecciones. Por tanto, el mantenimiento de estas piscinas es sencillo. En caso de que tengamos un problema como el de las grietas y no sepamos solucionarlo, lo mejor será contactar con una empresa de mantenimiento de piscinas especializada en estos asuntos. El principal inconveniente que presentan estas piscinas es que necesitamos de un gran espacio para poder instalarlas. Por tanto, si nuestro terreno es reducido, ésta no será la mejor opción.

Piscinas de acero o chapa

Son albercas con medidas preestablecidas de fábrica, aunque podemos encontrarlas de diferentes tamaños. Su cara interior está hecha habitualmente con acero u otros materiales metálicos. El revestimiento exterior, en su caso,  suele ser de liner y puede tener diferentes acabados. Encontramos algunas recubiertas por una imitación de piedra, otras de color blanco, otras que presentan originales estampado…las opciones son innumerables. De esta forma, podremos elegir el decorado que más nos guste y que mejor combine con nuestro jardín o patio. Por tanto, el componente estético puede ser un aspecto decisorio a la hora de decantarnos por una de estas piscinas desmontables.

Estas piscinas son muy resistentes, pero debemos tener cuidado con las manchas de óxido que a veces pueden aparecer. Además, por los materiales que conforman estas piscinas desmontables, son flexibles y sencillas de montar y desmontar.

Para poder instalar una piscina de acero es imprescindible contar con un espacio grande. La mayoría tienen un buen tamaño y al compararlas ya vienen equipadas con filtros y depuradora, que resultan fundamentales a la hora de mantener una piscina en perfecto estado.

PISCINA OVALADA DE ACERO

Piscinas de acero

Precio: 1822,99 €

Valoración en Amazon: 5 Estrellas

Click aquí para comprar en Amazon

Piscinas de madera

Las hay de diferentes tipos, pero todas ellas tienen en común que el recubrimiento exterior es de este material. Podemos encontrarlas de madera de pino o de maderas tropicales, como la teca. Además de ser una opción muy estética y armoniosa son muy resistentes. La madera aguanta muy bien las condiciones meteorológicas adversas, aunque será necesario cuidarla un poco para su buen mantenimiento. Algunas marcas ya fabrican piscinas que imitan a la madera, pero no necesitan tanto mantenimiento dado que el material no se astilla ni se ve afectado por la lluvia o el sol intensos.

  • Piscinas desmontables con estructura de madera. Estas piscinas elevadas son de las más resistentes por su firme esqueleto. Resisten muy bien el frío y el calor. Algunas de estas piscinas elevadas cuenta con escalera de acero inoxidable para acceder fácilmente al agua. Otras también tienen tapiz de madera en la base de la piscina.
  • Piscinas tubulares con recubrimiento de madera. Son muy fáciles de montar ya que las piezas de madera se encajan sobre la estructura como si se trata de un puzzle.
  • Piscinas de acero con recubrimiento de madera. Algunas cuentan con las ventajas de una piscina de acero y una de madera ya que se combinan ambos elementos. La parte interior, es de acero y, por tanto, muy resistente. Sin embargo, por fuera la estructura es de madera, lo que hace que, además de ser bonitas, estas piscinas elevadas puedan aguantar a la intemperie durante años con un mínimo mantenimiento.

PISCINA OVALADA DE ACERO DE ASPECTO MADERA

piscinas de madera

Precio: 1025 €

Valoración en Amazon: 5 Estrellas

Click aquí para comprar en Amazon

Piscinas de hormigón

Se montan en unas horas encajando las planchas de hormigón prefabricado sobre unos refuerzos fijados al suelo con una zapata de acero. El revestimiento exterior suele ser de liner, de forma que puede presentar el aspecto de la piedra o de la madera, entre otros.

Además de ser muy resistentes no requieren mucho mantenimiento. La estética es moderna y bien adaptable al entorno, en función del aspecto que escojamos que tenga nuestra piscina.

Recomendaciones para instalar y guardar piscinas desmontables

  • Lo ideal es instalar las piscinas desmontables sobre un terreno plano, para evitar daños en la estructura y otros problemas derivados, como que se salga el agua del vaso.
  • Si nuestra piscina no cuenta con un tapiz, es recomendable colocar algo debajo, como por ejemplo una lona. De esta forma evitaremos pinchazos y fugas.
  • Cuando desinstalemos piscinas desmontables es fundamental que nos aseguremos de que todas las piezas están completamente secas. Esto es imprescindible para evitar daños en las piezas. Si no respetamos esto es posible que la piscina se pudra y al año siguiente haya que comprar otra nueva.

Como hemos visto, a veces la instalación de piscinas desmontables requiere de los servicios de una empresa de mantenimiento de piscinas. Si es tu caso y necesitas ayuda, contacta con nosotros sin compromiso y descubre todo lo que podemos hacer por tu piscina.