Cubiertas para piscinas, ¿por qué utilizarlas?

Las piscinas no siempre son fáciles de mantener, sobre todo durante el invierno. Seguro que si dispones de una en casa o en tu urbanización habrás tenido que cambiar el agua más de una vez de un año para otro. En caso de que hayas conseguido limpiarla, habrás necesitado esfuerzo y muchos productos para piscinas que te hayan ayudado.

Afortunadamente, hoy en día existen numerosos sistemas para tapar piscinas que te serán sumamente útiles en el mantenimiento de piscinas. Seguro que esto ya te resulta un poco familiar, pero quizás no le habías dado la importancia que se merece. Por eso en este artículo te contamos por qué es tan importante disponer de cubiertas para piscinas en tus instalaciones, qué tipos existen y cuáles son las que mejor se adaptan a tus necesidades.

¿Por qué son necesarias las cubiertas para piscinas?

Los sistemas para cubrir piscinas son muy útiles para ayudarnos a conservar el agua y el vaso de nuestra alberca. Durante las épocas de frío es habitual que nuestras piscinas particulares o comunitarias no se utilicen. En estos casos, la mejor opción es tapar la piscina. ¿Qué conseguiremos con esto? Conservar el agua en buenas condiciones para el año siguiente, ahorrando en productos químicos para piscinas y también evitando el gasto que supone volver a llenar su vaso. Cuanto menos suciedad haya en el agua, más sencillo será dejarla impecable para comenzar la temporada de baño.

Muchos veranos la sequía obliga a los ayuntamientos a aplicar restricciones con el agua. En estas ocasiones, no podemos llenar una piscina vacía porque nos pondrían una multa. Por tanto, conservar el agua del verano anterior es la mejor solución para no tener este tipo de problemas. Por otra parte, mantener la piscina llena ayuda a que las paredes no se agrieten y duren más tiempo en perfectas condiciones.

Además de la limpieza y el ahorro que nos supone utilizar cubiertas para piscinas, también existen otras ventajas:

  • Las cubiertas impiden que escape gran parte del agua que se evapora, por lo que la cantidad que haya se conservará prácticamente igual para la siguiente temporada de baño si utilizamos una de estas lonas para cubrir piscinas.
  • Las cubiertas para piscinas que se utilizan durante el invierno suelen tener un grosor considerable. Por este motivo son una barrera muy resistente, que evitará que niños o animales caigan al agua. De esta manera, se convierten también en un importante elemento de seguridad.

seguridad piscinas

En este enlace encontrarás más trucos para ahorrar en el mantenimiento de tu piscina.

Tipos de cubiertas para piscinas

Actualmente existen muchos tipos de cobertores para piscinas. Lo cierto es que podemos hacer diferentes clasificaciones de las cubiertas de piscinas y, en primer lugar, podemos distinguir entre cubiertas de invierno para piscinas y lonas de verano para piscinas.

Las de invierno son más duras y resistentes, para aguantar la lluvia, el viento y las bajas temperaturas. Algunas son traslúcidas, característica que nos resultará muy útil para comprobar si el agua está sucia o si se está congelando. Otros permiten que la lluvia se filtre hacia dentro de la piscina, consiguiendo así una fuente natural de agua para que el vaso permanezca lleno durante todo el invierno.

Las cubiertas de verano para piscinas están pensadas para sitios en los que hace mucho calor, por lo que mantienen la temperatura del agua estable y evitan que ésta se evapore fácilmente.

Para que puedas escoger el tipo de cubiertas para piscinas que mejor vaya  con la tuya, te detallamos las características de cada una.

Cubiertas para piscinas enrollables

Son muy cómodas de poner y quitar porque cuentan con un mecanismo para que se enrollen o se desenrollen sobre sí mismas. De esta forma, serán sencillas de estirar para cubrir la piscina y también se recogerán fácilmente cuando llegue la temporada de baño.

Muchas son manuales, pero también existen cubre piscinas automáticos enrollables que se activan fácilmente con un mando a distancia cuya batería es recargable.

ENRROLLADOR, MANTA TÉRMICA O COBERTOR SOLAR

cubierta para piscina

Precio: 160€

Click aquí para comprar en Amazon

Cubierta retráctil para piscinas

Se trata de persianas para piscinas que pueden manejarse de forma remota, activando un botón situado en el enrollador o bien, pueden ser manuales. Estas persianas pueden ser de PVC o conformar una cubierta para piscinas de policarbonato. Las láminas van deslizándose por los raíles pensados para tal fin. De esta forma, dejan al descubierto o tapan la piscina, según lo que necesitemos.  Este tipo de cobertor automático para piscinas es muy práctico de utilizar y limpiar, por lo que cada vez más personas lo eligen para sus instalaciones.

Cubiertas de madera para piscinas

Son muy cómodas porque sirven para tener una piscina con tapa. Suelen estar formadas por una o dos planchas de madera móviles a través de unos raíles. De esta forma, podemos dejar la piscina cubierta con estas planchas y pisar sobre ellas, como si del propio suelo se tratase. Ésta es una gran ventaja porque son muy seguras. Si queremos bañarnos sólo tenemos que mover las maderas y destapar la piscina.

Cubiertas para piscinas portátiles

Vienen prediseñadas especialmente para nuestro tipo de piscina, por lo que encontramos cubiertas redondas, cuadradas, pentagonales…cada fabricante suele ofrecer las suyas.

CUBIERTA CIRCULA PARA PISCINAS

cubiertas redondas

Precio: 8,95€

Valoración: 4 estrellas

Click aquí para comprar en Amazon

Cerramientos para piscinas

Las cubiertas rígidas para piscinas son una gran opción para conseguir piscinas cubiertas en nuestro jardín, patio o urbanización. Existen cerramientos de diferentes tipos, pero la mayoría dejan pasar gran parte de la luz. El plástico o cristal que conforma estos cerramientos ayuda a mantener templada el agua y además contribuye a que no haga frío dentro de la instalación, de forma que podamos disfrutar de un buen baño en cualquier época del año, sin importar la temperatura que haga fuera.

piscina cubierta

Las cubiertas telescópicas para piscinas son perfectas porque se adaptan a cada época del año. Durante el invierno tendremos una piscina cubierta con las ventajas que eso supone. Pero cuando llegue el buen tiempo, podremos plegar las partes del cerramiento y reducirlas a unos pocos metros. De esta forma, dejaremos la piscina al aire libre casi en su totalidad.

cubiertas telescopicas

¿Cómo elegir cubiertas para piscinas?

El tipo de cobertor de piscina que elijamos va a depender de una cuestión personal, principalmente. Es decir, hay personas que prefieren desenrollar ellas mismas la cubierta, mientras que a otras les resulta más cómodo un cobertor automático para su piscina.

Además de nuestros gustos, tendremos que tomar las medidas de nuestra piscina para asegurarnos de que compramos una cubierta que le sirva. En el caso de las piscinas de obra, debemos incluir en esta medición el borde de la piscina desde su extremo más lejano al agua.

El clima del lugar donde esté ubicada la piscina será otro factor decisivo para elegir el tipo de cubiertas para piscinas. Si vivimos en una región cálida con temperaturas suaves durante todo el año, es posible que sólo necesitemos una lona de verano. En cambio, si los inviernos que pasará la piscina son muy fríos, es preferible cubrirla con una cubierta de invierno.

Cubiertas para piscinas: recomendaciones para conseguir los mejores resultados

  • Las cubiertas para piscinas deben limpiarse adecuadamente antes de guardarse durante el verano. Así, una vez que retiremos esta lona, tendremos que colocarla sobre una superficie plana y lisa (barrida previamente) para limpiarla por las dos caras. Una vez que esté seca, podemos doblarla y guardarla.
  • Una de las funciones de las cubiertas de invierno es impedir que el agua se congele. Para ayudar en esta tarea, podemos colocar bidones de plástico en el agua, lo que evitará que se creen capas de hielo. Llenamos a la mitad estos recipientes con arena y quedarán semihundidos, lo que nos resultará muy útil para el mantenimiento de una piscina en invierno.
  • Es posible que durante el verano utilices a diario tu piscina particular. En este caso, no necesitarás cubrirla, aunque sí deberás llevar a cabo los pasos necesarios para el mantenimiento del agua, como utilizar cloro o activar la depuradora. Sin embargo, si vas a tomarte unas vacaciones y vas a dejar la piscina inutilizada durante más de 4 días, lo mejor es que utilices tu cubierta para piscinas, preferiblemente la de verano. Así evitarás que el agua se evapore y ensucie demasiado.
  • Cuando notes que los tensores de tu cubierta para piscinas comienzan a quedar sueltos, cámbialos. De esta manera, la lona permanecerá bien estirada y será más resistente a las condiciones climatológicas.

lona para piscina

  • Si tienes cualquier duda sobre cubiertas o lonas para tapar piscinas no dudes en consultar a una empresa experta en el mantenimiento de piscinas. En NeoPiscinas estaremos encantados de ayudarte y solucionar cualquier duda o problema que te pueda surgir acerca de tu piscina.

Las opciones que tenemos para elegir cubiertas para piscinas son innumerables, por lo que no será complicado elegir cuál es la que mejor va con nosotros. Podemos tapar nuestra piscina con un reducido presupuesto o gastar cuanto queramos en cerramientos para piscinas, eso queda a nuestra elección. Si tienes cualquier duda sobre el tema no olvides contactar con una empresa especialista. En NeoPiscinas te ayudaremos con cualquier cuestión relacionada con tu piscina o alberca. Además del mantenimiento de  la piscina nos ocupamos de prestar servicios de socorrismo si así lo solicitas.